Pirosis y esofagitis erosiva

Pirosis y esofagitis erosiva
La causa principal de esofagitis erosiva es el reflujo gastroesofágico, que consiste en una afección donde los ácidos estomacales se devuelvan hacia el esófago irritándolo y causando pirosis o acidez, comprometiendo la calidad de vida o el riesgo de complicaciones de salud a largo plazo, al causar daño macroscópico al esófago.


Factores que ocasionan esofagitis erosiva


La esofagitis erosiva se puede ocasionar por factores como la ingesta accidental o consciente de sustancia erosivas como productos de limpieza que vía digestiva se ingieren, así como por el suministro médico de ácido acetilsalicílico (aspirina), antibióticos por vía oral como tetra cíclicas, amoxicilinas que resultan erosivas a las paredes del esófago cuando están en contacto prolongado con dicho órgano.


Diagnóstico y tipos de esofagitis erosiva


El diagnóstico de la esofagitis erosiva se realiza por medio de la endoscopia.


Según haya sido la extensión de las erosiones causadas a la mucosa esofágica, se ha clasificado la esofagitis erosiva en cuatro tipos o grados:


Grado A: una o más lesiones menores o iguales a 5 mm de longitud, que no se extiendan en la parte superior de dos pliegues de la mucosa del esófago.


Grado B: una o más lesiones mayores a 5 mm de longitud que no se extienden en la parte superior de dos pliegues de la mucosa esofágica.


Grado C:una o más lesiones que afectan menos del 75% de la circunferencia del esófago y se extienden más allá de la parte superior de dos pliegues de la mucosa esofágica. 


 


Grado D: una o más lesiones que afecten al menos un 75% de la circunferencia esofágica.

FECHA: a las 12:48h (518 Lecturas)

TAGS: ciencia, salud, estomago, bienestar

EN: Bienestar