¿Cómo detectar los miomas?

De acuerdo con algunos estudios se estima que el 40% de las mujeres mayores de 35 años tienen algún tipo de mioma y desconocen que lo padecen ya que la mayoría no tiene una cultura de la prevención y no acuden a visitas regulares con los ginecólogos, por lo que en ocasiones cuando no son detectados pueden estar muy avanzados.


Los miomas son tumores benignos y son una de las principales causas de infertilidad. Aunque se desconocen las causas específicas de porqué surgen se tienen indicios de que afecta en mayor medida a mujeres con obesidad, hipertensión o que tienen antecedentes familiares de este padecimiento.


Otra de las razones por la cual las mujeres no acuden al médico especialista a una revisión es porque la mayoría que tiene este padecimiento no presenta algún síntoma importante. Sin embargo, otras más sí presentan cambios considerables que incluso interfieren con el desarrollo de actividades de su vida cotidiana.


Entre los principales síntomas están: periodos menstruales con sangrado excesivo, aumento de peso, complicaciones en el embarazo o parto, infertilidad, hinchazón y dolor en la zona abdominal, dolor durante las relaciones sexuales o necesidad de orinar con más frecuencia.


Si padeces alguno de estos síntomas y no has acudido a una revisión exhaustiva porque consideras que pueden ser “normales” es necesario que programes una consulta médica para descartar cualquier problema mayor, ya que a pesar de que los miomas suelen ser benignos existe una probabilidad que sean cancerígenos, lo cual requeriría un tratamiento inmediato.


Para tratar los miomas el tratamiento más certero es la cirugía, actualmente ya existen procedimientos quirúrgicos como la laparoscopia pélvica, la cual es mínimamente invasiva ya que permite una rápida recuperación de la paciente.


Este tipo de cirugías tiene ventajas como: conservar el útero para no afectar las posibilidades de que pueda tener hijos en un futuro, son menos dolorosas, no dejan cicatrices y la recuperación es mejor.


Hay algunos miomas que también pueden ser tratados por otros métodos sin recurrir a una cirugía ya sea a través de pastillas diarias o mediante la aplicación mensual de inyecciones. Con este tipo de tratamientos también se preserva y cuida el útero, para que puedan ser efectivos sólo pueden eliminar miomas que midan menos de 4 centímetros, aunque también puede disminuir el tamaño de aquellos que son más grandes.


 


Para decidir qué tratamiento es el más adecuado el ginecólogo deberá de evaluar los estudios y salud de la mujer para tomar la mejor decisión. 

FECHA: a las 00:25h (255 Lecturas)

TAGS: miomas

EN: Bienestar