La Miel: amiga del verano

La Miel: amiga del verano

Como casi todo el mundo sabe, la miel es un producto con múltiples usos y beneficios. De hecho, es útil contra los resfriados y la tos, típicos de los meses de invierno. La miel también puede ser de gran ayuda durante la temporada de calor.

A continuación te contamos cuales y cuantas ventallas nos ofrece.

Puedes empezar enseguida por sustituir el azúcar por miel. Usar miel en lugar del azúcar ayuda a mantener nuestros niveles de azúcar en sangre estables, sin renunciar a un poco de dulzura.
Sus propiedades energizantes favorecen cualquier actividad deportiva. Se puede tomar antes, durante o después de practicar deporte, ya que fortalece los músculos, aumenta la resistencia y promueve la recuperación después de una actividad intensa.

Y, ¡aún hay más!
La miel es rica en antioxidantes y ayuda a mantener una piel joven y sana. Cuando se utiliza en la piel, facilita la curación de heridas o quemaduras importantes. Si alguna noche te dejas llevar un poco, la miel te facilitará la recuperación de la resaca, gracias a sustancias como el sodio, el potasio y fructosa, por no hablar de sus propiedades que ayudan a purificar el hígado de substancias tóxicas, como el etanol, entre otras.

Entonces, ¿qué estamos esperando?

Empieza a consumir miel en lugar de azúcar, incluso antes o después de una comida. Si se toma antes de la comida, se obtiene una acción depurativa y calmante para el estómago; cuando se toma después ayuda a la digestión. Además, la miel ayuda a mantener limpias las arterias.

Cada miel, dependiendo del tipo de flor de la cual proviene, tiene diferentes propiedades y especificaciones. La miel de naranja, por ejemplo, se recomienda entre otras cosas contra el insomnio y la excitación nerviosa. La miel de acacia en cambio, es energizante, desintoxicante y laxante. La miel de castaño, por el contrario, ayuda a la circulación, tiene una acción antiespasmódica y astringente y es adecuada especialmente para los niños y los ancianos. Por último, la miel de tilo es muy efectiva contra el dolor menstrual, contra el insomnio y la irritabilidad, es calmante, diurética y digestiva, ideal para todas las mujeres.

Para disfrutar de todos estos beneficios, y muchos otros, los expertos recomiendan un consumo constante y limitado a no más de 30 gramos por día, o aproximadamente 3 cucharadas, pero por supuesto, todo depende de su edad y el consumo de calorías de la persona.

 http://es.eatamo.com/blog/miel.html

FECHA: a las 15:38h (288 Lecturas)

TAGS: miel, salud, eco, naturaleza

EN: Alimentos