Funcionamiento de un interruptor termomagnético

Funcionamiento de un interruptor termomagnético
A los efectos de proteger los cables y elementos eléctricos conectados dentro de un circuito eléctrico de los saltos de tensión eléctrica, es preciso contar con un interruptor termomagnético, más conocida como llave térmica.


Tal como su nombre lo indica, un interruptor termomagnético es un dispositivo que combina dos elementos, el calor y el magnetismo, para interrumpir la corriente eléctrica cuando se detectan valores de tensión eléctrica superiores a ciertos parámetros.


Estos inesperados sucesos pueden atribuirse, por ejemplo, a un golpe de tensión, por un mal servicio del proveedor de energía eléctrica, o la caída de un rayo.


La función del interruptor termomagnético es interrumpir el paso de la corriente cuando se detectara que la misma sobrepasa ciertos límites, protegiendo así al circuito eléctrico de sobrecargas y cortocircuitos.


El funcionamiento de un interruptor electromagnético es sencillo. El sistema se basa en la dilatación de un metal por el calor y las fuerzas de atracción generadas por los campos magnéticos.


Así, el interruptor electromagnético posee una metal por el cual circula corriente. Cuando aumenta la intensidad de esta última, el metal comienza a dilatarse por el calor, produciendo de esta manera la apertura del circuito.


Por otro lado, se encuentra la bobina por la cual circula corriente y se genera el campo magnético. Cuando aumenta la intensidad de la corriente, aumenta la intensidad del campo magnético, generando una atracción en el núcleo que se encuentra en el interior del mismo. Cuando el campo magnético es lo suficientemente grande para atraer todo el núcleo, se produce la interrupción del circuito.


Existen distintos tipos de interruptores termomagnéticos, dependiendo del tiempo de respuesta que posean de acuerdo a la intensidad de la corriente. De esta manera, en algunos casos el interruptor actuará por efecto térmico (respuesta más lenta) y en otros actuará por efecto magnético (más veloz).


Interruptor termomagnético de curva B:



  • Entre 1,1 y 1,4 veces la intensidad nominal, actúa por efecto térmico.

  • Entre 3 y 5 veces la intensidad nominal actúan por efecto magnético.

  • Es utilizado principalmente en zonas de edificios.


Interruptor termomagnético de curva C:



  • Actúan por efecto térmico con intensidades entre 1,13 y 1,44 veces la nominal.

  • Entre 5 y 10 veces la corriente nominal actúan por efecto magnético.

  • Para uso domiciliario sin limitaciones.


Interruptor termomagnético de curva D:



  • Entre 1,1 y 1,4 veces la corriente nominal actúan por efecto térmico.

  • Entre 10 y 14 veces la corriente nominal actúan por efecto magnético.

  • Uso industrial.


Interruptor termomagnético de curva MA:



  • Actua con corrientes 12 veces mayores a la nominal con efecto magnético.


Interruptor termomagnético de curva Z:



  • Entre 1,1 y 1,4 veces la corriente nominal actúan por efecto térmico.

  • Entre 2,4 y 3,6 veces la corriente nominal actúan por efecto magnético.

  • Protege instalaciones con componentes electrónicos.



Fuente: https://www.transelec.com.ar/soporte/18632/funcionamiento-de-un-interruptor-termomagnetico/

FECHA: a las 19:05h (27 Lecturas)

TAGS: interruptor termomagnético

EN: Ciencia y tecnología