Un árbol nuevo a cambio de una caldera de gas

Un árbol nuevo a cambio de una caldera de gas
Un árbol nuevo a cambio de una caldera de gas


 


 


Una idea que surgió en el año 2018 y que se hizo real en diciembre de 2019, cuando Joseba y sus hijos plantaron los 3 primeros árboles de esta iniciativa ecologista.


 


     “Para que los árboles que plantamos crezcan sin problemas y de manera robusta, es importante que se planten en La empresa irundarra, Calderas Haritza, planta un arbol por cada caldera de gas que se encargan de cambiar


 


     Esta iniciativa forma parte de los valores ecologistas del negocio y nació con el propósito de convertirse en un reflejo para otras empresas del sector


 


     Este mes de febrero se cumple dos años desde que en 2019 se plantaran los primeros árboles


 


     Cada uno de los árboles lleva el nombre del cliente (o de la persona que el cliente decide) y se planta lo más cerca posible de su casa después de la instalación de la caldera de gas.


 


 


 


Irún, a 22 de 02 de 2021


 


“Cuando te das cuenta de que una de las marcas referentes del sector ha tomado tu idea como parte de su filosofía de marca es cuando te das cuenta de que estás haciendo las cosas bien”, asegura Joseba Ramón, gerente de Calderas Haritza.


 


Joseba habla de la idea de plantar un árbol por cada una de las calderas de gas que desde su empresa instalan o cambian por viejas calderas de gas que son mucho más contaminantes.


los meses de diciembre o enero, así que, aunque la idea surgió antes, no la pudimos llevar a cabo hasta esa fecha”.


 


Mucho más que los valores de una marca


 


Cuando Joseba puso en marcha su segundo negocio, Calderas Haritza, lo hizo con el objetivo de crear una nueva línea especializada en la instalación de calderas que, más allá de ofrecer el servicio que se espera de ellas, contribuyera a mejorar el entorno.


 


Por esta razón, las calderas de gas que instalan son de condensación, cuyos beneficios ecológicos son más que patentes:


     Contaminan un 50 % menos


     Necesita menos gas para alcanzar la temperatura deseada


     No depende de la electricidad


 


Todo esto se traduce en un ahorro energético y económico, por lo que ganan tanto el medioambiente como los clientes de Calderas Haritza, los cuales, además, tienen la opción de aportar un plus y dar el consentimiento a Joseba y a su equipo de plantar un árbol.


 


Un árbol con tu nombre


 


Joseba tenía muy claro que quería hacer partícipes a sus clientes de los valores de su empresa. Por esta razón, más allá de darles la opción de que se plante un árbol por la instalación de la caldera solicitada, cada uno de esos árboles lleva el nombre del cliente (o del que este le solicita).


 


Árboles que siempre son autóctonos, de manera que se contribuye a la población de especies de la tierra, que tienen todas las condiciones climáticas necesarias para crecer sin problemas.


 


Además, todos ellos se plantan cerca de la casa de los clientes, por lo que pueden seguir muy de cerca su desarrollo.


 


Una vez plantados, Joseba y su equipo envían una foto con los datos del árbol, la ubicación y sus características.


 


Una idea que sigue creciendo


Otro de los objetivos de la iniciativa ecológica de Calderas Haritza, era que otras empresas del sector copiaran el modelo e hicieran lo mismo. “Queríamos ser fuente de inspiración y lo hemos logrado. Acabamos de saber que una empresa importante que se dedica a la fabricación y venta de este tipo de calderas, también está llevando a cabo la misma iniciativa”.


 


Por otro lado, Joseba Ramón también está teniendo conversaciones con diferentes agentes públicos, con el objetivo de dar a conocer esta iniciativa y contribuir así, entre todos, a reducir la huella de carbono.


 


PARA MÁS INFORMACIÓN:


Contacto: Joseba Ramón Calonge


https://calderasharitza.com/


Teléfono: 603517243


 


 

FECHA: a las 10:44h (22 Lecturas)

TAGS: caldera de gas

EN: Negocio y Compras