La rehabilitación de edificios antiguos: instalación de ascensores modernos

La rehabilitación de edificios antiguos: instalación de ascensores modernos

Muchos son los edificios de antigua construcción que no disponen de un aparato elevador para facilitar la subida y bajada de los numerosos pisos que pueda contener, algo que suele ser un gran inconveniente y una barrera importante para aquellas personas con movilidad reducida del edificio.


 


La instalación de un ascensor en un edificio que no lo posea casi siempre es motivo de discusión entre los propietarios del mismo, sobre todo, si en el propio edificio no existe un hueco adecuado o específico en el que poder instalar el aparato, ya que supone una obra mayor y por lo tanto un mayor coste para la comunidad.


 


Los vecinos más reacios a este tipo de obras alegan que el coste de instalación y montaje de un ascensor no compensará con el uso que se le de o que si, al no existir un hueco específico, no será posible su instalación y el edificio se puede ver gravemente afectado.


Sin embargo, estas ideas son remotas e inciertas, pues a día de hoy, los avances en el sector de la elevación han permitido dar solución a este tipo de conflictos dando como resultado la instalación de un ascensor en un edificio antiguo, moderno y con un coste accesible y económico para los vecinos.


 


Normalmente, en los inmuebles de antigua construcción, predominan los vecinos de edades avanzadas, un adyacente para revalorar la importancia de la instalación de un ascensor en aquellos edificios que no lo tengan. Es importante barajar todas las posibilidades, tanto de estructura como económicas, para dar con una solución amoldable a los vecinos y que cubra con sus necesidades.


 


Uno de los inconvenientes que más nos podemos encontrar es que el edificio no tenga un hueco destinado a este tipo de obras. La solución a este inconveniente es primeramente, saber cuánto espacio necesitaríamos, normalmente un ascensor para una o dos personas necesita un tamaño de aproximadamente unos 65 centímetros de ancho por unos 100 de fondo.


 


Una solución muy común es reconstruir la escalera amoldándola al hueco del ascensor, es decir, en el huevo en el que se encuentra la escalera, ubicar el aparato elevador y posteriormente, reubicar dicha escalera. Todo depende de la funcionalidad y estructura de la escalera, la cual se deberá modificar una vez instalado el ascensor.


Esta obra se realiza cuando no encontramos una alternativa mejor para la instalación del ascensor, como puede ser la ausencia de patio de luces o el tener que coger parte de una vivienda (una solución muy conflictiva).


 


Para realizar una rehabilitación de un edificio necesitaremos la mano de obra de una empresa especializada en este tipo de trabajos y que nos de garantías y confianza. Para ellos disponemos de la empresa de Barcelona Ascensores Euro Condal, una empresa con una dilatada experiencia en la instalación, mantenimiento y rehabilitación de edificios que ofrecen un servicio de calidad y adaptado a las necesidades de los clientes.


 


Ascensores Euro Condal pone a nuestra disposición un equipo profesional que hallará la mejor y más económica solución a la ausencia de ascensor en nuestro edificio antiguo, realizando un estudio exhaustivo y barajando todas y cada una de las posibilidades existentes para dar salida a este conflicto.


Se encargan de toda la parte administrativa y jurídica, realizando todos los trámites necesarios para ubicar un ascensor en un edificio de antigua construcción y obtener los permisos pertinentes. Desde Ascensores Euro Condal buscan la satisfacción del cliente ofreciéndoles la solución más idónea a la situación de su inmueble y mejorando su calidad de vida.

FECHA: a las 11:02h (46 Lecturas)

TAGS: ascensor, construccion, pisos, discapacitados, comunidad, instalacion, movilidad reducida

EN: Ciencia y tecnología