Como elegir tronas para bebes

Como elegir tronas para bebes
La trona es un objeto necesario para todos los niños: se utiliza a partir de los 6 meses y es esencial para el destete, es decir, el periodo en el que el niño empieza a comer solo, a descubrir los alimentos y a socializar en la mesa. Una trona bebe evolutiva está Fabricada en madera u otros materiales, las tronas están disponibles en diferentes modelos y tipos. Aquí tienes una completa guía para saber cómo elegir la trona adecuada para la alimentación de tu hijo con una comparativa de modelos de marcas como Chicco, Stakke, Cam y otras.


 


Cuando tu bebé empiece a sentarse y a dar sus primeros pasos en el maravilloso mundo del destete, es el momento de elegir una trona para la comida del bebé, para que pueda disfrutar de la hora de la comida junto al resto de la familia.


 


La trona para bebés es un utensilio imprescindible, tan importante como la silla de paseo, porque permite al niño sentarse por sí mismo, jugar con su comida y observar a sus padres y al resto de la casa desde una altura completamente nueva para él. La silla de paseo se utiliza a partir de los 6 meses, pero también hay modelos en el mercado para niños más pequeños y bebés, y se suele utilizar hasta los 36 meses.


 


En los foros y en la web hay opiniones diversas sobre la mejor trona para comprar para dar de comer a los bebés: junto a los modelos clásicos, fabricados con un armazón de plástico o de metal, están también los nuevos modelos multifuncionales o evolutivos, de madera que se pueden ajustar para seguir el crecimiento del niño, adecuados no sólo para dar de comer sino también para dormir y jugar.


 


Las características que hay que tener en cuenta


La trona es un objeto fundamental que debe ser elegido con cuidado y atención porque acompañará a tu hijo durante mucho tiempo.


 


Tras comparar diferentes modelos de las mejores marcas, describiremos con detalle las características técnicas y prácticas imprescindibles en una buena trona. A continuación te explicamos cómo elegir la trona teniendo en cuenta estas características:


 


Armazón: es la estructura de la trona y debe ser muy resistente e imposible de volcar. Cuando tu hijo aprenda a caminar, querrá tanto subirse a la trona como quitarse los cinturones de seguridad e intentar salir por su cuenta. En todos los casos, es fundamental que la estructura sea robusta para que la trona se mantenga siempre estable y no se vuelque. La presencia de ruedas en el extremo del chasis es otro factor muy útil para transportar la trona a las distintas habitaciones.


 


Asiento: debe ser amplio y cómodo, al principio puedes utilizar un reductor, pero es mejor comprar un modelo más ancho para que tu hijo esté cómodo incluso con el paso de los meses. El respaldo puede o no reclinarse dependiendo del tipo de trona: si es una trona clásica, el respaldo será fijo o parcialmente reclinable; si, además de la función de alimentación, también puede utilizarse para dormir, el respaldo debe ser claramente reclinable.


 


Bandeja: es la mesa de la trona; debe ser siempre desmontable y lavable, preferiblemente en el lavavajillas. Es importante que esté fabricada con materiales certificados no tóxicos, ya que el niño suele poner las manos en la bandeja y luego se las lleva a la boca. Debe ser fácil de insertar y quitar del armazón de la trona.


 


Facilidad de limpieza: los niños descubren la comida con las manos, juegan con ella y ensucian constantemente la trona. Si no quieres volverte loco con la limpieza de este objeto, lo mejor es que compres un modelo con materiales fácilmente lavables y una funda de asiento extraíble que se pueda lavar a máquina, o un modelo impermeable que sólo se pueda limpiar con un paño húmedo.

FECHA: a las 08:04h (42 Lecturas)

TAGS: trona

EN: Negocio y Compras