7 indicios de estafa cuando queremos solicita un préstamo

7 indicios de estafa cuando queremos solicita un préstamo
Si te estás planteando pedir un préstamo pero no sabes bien qué tipo de financiación escoger y tienes miedo de que puedan engañarte o si directamente ya has pedido un crédito o préstamo pero las condiciones no terminan de convencerte e incluso piensas que podrían estar estafándote sigue leyendo porque en este artículo te contamos cuáles son los principales indicios de estafa cuando queremos solicitar un préstamo.


Comprueba la seguridad de la web


En la actualidad todas las empresas que tienen ofertas de préstamos cuentan con presencia en Internet con lo que revisar y analizar con cuidado su web te permitirá conocer si se trata de una empresa segura.


Primero que nada debes revisar que la web sea segura antes de introducir tus datos personales y tus datos financieros. Realizar esta comprobación es sencillo porque simplemente debes buscar un candado verde en la parte superior y revisar que la URL empiece por "https" y no por "http". De esta manera podrás saber si la web cumple con todos los requisitos técnicos para garantizarte que tus datos van a estar a salvo.


Además, si quieres revisar más indicios te recomendamos buscar el aviso legal en la web. Este documento debe incluir toda la información de la empresa y las leyes a las que está sujeta. Si la página en la que vas a contratar el préstamo no cumple con estas dos condiciones estarás ante un claro indicio de estafa.


No hagas caso a las redes


Por otro lado, como hemos podido extraer de este artículo de cronicaglobal.elespanol.com en el que explican cómo evitar ser víctima de una estafa con un falso prestamista, cabe reseñar que también es muy común que las empresas que intentan estafarte con un préstamo falso promocionen sus productos inexistentes por las redes sociales en comentarios o también en foros.


Condiciones demasiado buenas


Estos comentarios en las redes suelen acompañarse de experiencias personales y de unas condiciones que evidenciarán que son falsas porque sonarán demasiado bien. No hagas caso a estos mensajes prometedores y ten claro que si algo suena demasiado bien es porque probablemente sea falso.


Cuidado con los correos electrónicos


También es probable que recibas correos electrónicos escritos en un español dudoso en el que te ofrezcan condiciones únicas de financiación y en muchos casos hasta estarán llenos de faltas de ortografía. Si no has pedido financiación en una página web debes tener claro que muy probablemente se tratará de una entidad falsa que estará intentando estafarte.


Nunca des dinero por adelantado


Por otro lado, debes plantearte también que bajo ninguna circunstancia debes pagar dinero por adelantado. Ninguna entidad de crédito o prestamista personal legal te pedirá nunca que le pagues por adelantado. De esta forma, si un prestamista te exige que abones una cierta cantidad de dinero antes de firmar un contrato o de traspasar el dinero del crédito a tu cuenta tienes que dudar. Lo más normal es que te pidan que pagues alguna comisión relacionada con el préstamo pero también te pueden poner otras excusas como que es para los gastos de redactar el contrato, para analizar los datos o para traducir el contrato. En todos estos casos tienes que tener claro que se trata de una empresa falsa y nunca debes pagar.


Contrasta las opiniones de otros usuarios


Sin duda otra gran manera de comprobar si una entidad es legítima o no lo es pasa por buscar opiniones online de otros usuarios sobre dicha empresa. Por ejemplo, haciendo una búsqueda rápida con el nombre de la empresa en Google puedes encontrar muchos testimonios de todos sus clientes. Si bien se trata de una forma de detectar estafas también tendrás que aprender a distinguir entre clientes que no hayan quedado satisfechos y personas que realmente sean víctimas de un delito o hayan sido víctimas de un fraude.


Solicita la información por escrito


Por último también es fundamental que la empresa que va a prestarte el dinero te entregue por Ley las condiciones por escrito antes de que te comprometas a contratar un producto. Si no tienes las condiciones por escrito y firmas un documento que te comprometa a reembolsar un crédito podrán cambiar las condiciones cuando quieran. En conclusión, si tienes cualquier tipo de duda sobre si un procedimiento es veraz lo mejor que puedes hacer es parar la solicitud cuanto antes hasta que sepas con seguridad que te encuentras ante un prestamista legítimo. En caso de que hayas sido fraude de alguna estafa y no hayas dado cuenta hasta después tendrás que comunicarlo a las fuerzas policiales tan rápido como puedas.

FECHA: a las 13:31h (29 Lecturas)

TAGS: estafa, préstamo