Crónicas Carnívoras un reality show muy poco saludable.

Hagamos un breve resumen para todas aquellas personas que no conozcan este programa de la televisión estadounidense Travell Channel. El nombre original del reality-show es “Man vs Food” y está protagonizado por el actor neoyorkino Adam Richman, que en cada programa visita a una ciudad de la geografía de Estados Unidos para descubrir in situ las bondades de la gastronomía local.  El actor es un apasionado de la gastronomía, por lo que los productores del programa no pudieron elegir un presentador más adecuado.


En cada ciudad visita tres restaurantes presentándolos al telespectador con un tono distendido y muy divertido. Habla con los dueños, cuenta la historia del restaurante, conversa con los clientes que se encuentran comiendo en ese momento… Hasta aquí todo normal.


El problema es que al protagonista de Crónicas Carnívoras no le basta con descubrir los tres restaurantes más famosos de esas ciudades. En el tercero de esos restaurantes se enfrentará a un gran reto, un Concurso de comer que consistirá en devorar una cantidad elevadísima de comida, del plato típico del restaurante.


Puede ser una pizza, hamburguesas, una tortilla gigante, albóndigas, empanadillas, croquetas… Desde que comenzó la emisión del programa en 2008 Adam Richman ha tenido la oportunidad de engullir todo tipo alimentos, aunque no siempre con el éxito que esperaba. Ha participado en 48 retos, de los cuales ha ganado y salido con vida en 38 ocasiones. No está nada mal, tiene un estómago resistente.


Fuentes cercanas al programa aseguran que Adam Richman hacía un trabajo previo al día del Concurso de Comer, con el objetivo de preparar su metabolismo para un momento tan estresante. Dicen que los días previos apenas comía, practicaba mucho ejercicio y bebía grandes cantidades de agua. Nutricionalmente, una estrategia poco adecuada para el cuerpo humano. Ya que durante unas horas no incorpora nutrientes y después en poco tiempo ingerirá una gran cantidad de comida. Seguro que el programa no cuenta con un dietista o nutricionista para llevar un control de la comida para hacer una alimentación saludable.


En la visita de Crónicas Carnivoras a Detroit, Adam Richman intentó batir un Record Guinnes, tratando de comer una hamburguesa de 86 kg. Una auténtica locura. Afortunadamente no lo consiguió y cuando finalizó la prueba todavía restaban 13 kg de hamburguesa en el plato.


Un show perjudicial para la salud que ha recibido bastantes críticas y también una fuerte sanción por parte de los organismos oficiales en España, al emitirse en una franja horaria poco adecuada, al alcance de un público joven.


Cuando uno piensa en Crónicas Carnívoras y en una posible versión española, con el protagonista en un restaurante con gastronomía española, nos podemos imaginar a un Adamr Richman devorando una pata de jamón, una txuleta, una gran paella, 3 tortillas de patas…Made in Spain.

FECHA: a las 22:32h (137 Lecturas)

TAGS: nutrición, comer bien, dietista, bajar de peso

EN: Sociedad