Recuperacion de deudas y creditos

Tratamos el tema de la cobranza desde el punto de vista de nuestros abogados, quienes le explicarán cómo evitar compañías de cobranza de deudas no recomendadas o agencias abusivas, evitando problemas posteriores. Hablamos de procedimientos, regulaciones y cómo actuar en caso de recuperación de deudas.


Cómo funciona la recuperación de deudas


¿Qué es el cashper prorroga y cómo funciona?


 


¿Quién nunca ha tenido que lidiar con problemas de cobranza de deudas hoy en día? Antes de llegar a este procedimiento es necesario recuperar una serie de información relativa principalmente a las posibilidades económicas en las que nuestra contraparte (deudor), para ser precisos, debe determinarse si el deudor dispone de los recursos necesarios para atacar y recuperar con precisión la cantidad de la que somos acreedores. En segundo lugar, debemos entender qué tipo de deuda puede ser recuperada, el momento para tener éxito en nuestra intención y, finalmente, los procedimientos más apropiados para lograr nuestro objetivo. Cuando usted tiene una reclamación pero no está en nuestra posesión, tenemos derecho a tomar medidas, poniendo en práctica toda una serie de procedimientos, para recuperar la cantidad. Para ello, en primer lugar disponemos de la vía extrajudicial a través de la cual podemos conseguir nuestro objetivo pero sin necesidad de acudir a los tribunales, o de poner en práctica toda una serie de procedimientos a partir de una simple solicitud de pago de cantidades realizadas por carta certificada con acuse de recibo o por PEC, con la que se va a solicitar el crédito a nuestra contraparte. 


 


Tras esta advertencia de cumplimiento, existe la posibilidad de llegar a un acuerdo extrajudicial amistoso y así evitar un largo proceso judicial ciertamente más costoso e incierto. Si, por el contrario, no es posible llegar a tal acuerdo de transacción, es necesario someter el asunto a la autoridad judicial para el reconocimiento de este derecho de crédito. Nuestro sistema legal provee varias soluciones judiciales para poder obtener la suma de la cual somos acreedores. Tenemos la posibilidad de realizar una sentencia cognitiva que se abrirá con la notificación de la citación (respetando los criterios de competencia por territorio y por valor) al deudor invitándole a comparecer ante el tribunal dentro de los 20 días anteriores a la fecha fijada en la citación (si la sentencia se dicta ante el tribunal ordinario) o a más tardar el mismo día indicado en la citación si la sentencia está pendiente ante el Juez de Paz. En este tipo de sentencia el juez está llamado a conocer la situación de hecho existente entre las partes y sobre la que deberá pronunciarse con sentencia. 


 


Además de este tipo de sentencia, nuestro sistema prevé otro tipo de sentencia mucho más rápido, el procedimiento sumario (sentencia cautelar), que puede tenerse en cuenta cuando nuestra demanda es segura, líquida y ejecutable sobre la base de pruebas escritas, mediante la presentación de un recurso de apelación de sentencia cautelar ante el juez competente, por la que se ordena al deudor que cumpla la obligación (de pago o de entrega) en un plazo de cuarenta días a partir de la notificación, advirtiéndole de que, dentro de ese plazo, puede presentar oposición (transformando así el procedimiento de sumario en ordinario) y de que, a falta de oposición, el decreto será ejecutorio y se ejecutará. Este tipo de requerimiento se obtiene sin que la otra parte sea oída.


 


 


¿Con quién hay que ponerse en contacto para recuperar las deudas de los deudores?


 


Para el primer acercamiento con el deudor no es necesaria la intervención de un abogado, de hecho, todo puede resolverse con una simple petición del acreedor hecha por teléfono o enviada por correo certificado al deudor donde se solicita el pago de la deuda. Sólo en el caso de que no se pueda alcanzar el objetivo deseado, será necesario ponerse en contacto con un bufete de abogados, que hará la solicitud al deudor por carta certificada con acuse de recibo o por PEC.  


 


 


¿Cuál es la diferencia entre el cobro extrajudicial y el judicial?


 


Para recuperar una suma de dinero o una cierta cantidad de cosas o una sola cosa específica que ya no tenemos, tienen dos maneras diferentes de hacerlo. El primero es el extrajudicial, que consiste en una serie de iniciativas destinadas a exigir al deudor el pago de la deuda. Llamadas telefónicas, reuniones con interlocutores, cartas certificadas puestas en práctica en la fase embrionaria por el propio acreedor y posteriormente por el abogado encargado de la recuperación de la deuda. El primer cumplimiento posterior a la cesión de la tarea legal por parte del acreedor es la carta de emplazamiento dirigida al deudor invitándole a ponerse en contacto con el bufete de abogados en un plazo muy breve para resolver amistosamente el asunto, al tiempo que se advierte al deudor de que, de no ser así, se emprenderá una acción legal en las partes enfrentadas.

FECHA: a las 17:36h (15 Lecturas)

TAGS: prorroga, credito, deudas