Los mejores abogados Oviedo

Los mejores abogados Oviedo
En la actualidad existen una gran cantidad de abogaos, así como de firmas y despachos especializados en diferentes materias. El derecho ha cambiado bastante desde su origen en la Antigua Roma. En este artículo hablaremos sobre el ejercicio profesional del derecho, así como de nuestros abogados Oviedo.


Genéricamente se puede definir el término abogado como: "persona con título de grado habilitado conforme a la legislación de cada país, que ejerce el Derecho, en asistencia de terceras personas, siendo un colaborador activo e indispensable en la administración de la Justicia de un país."


Se denomina también “doctor” a este profesional, aún cuando no haya obtenido el doctorado y por lo tanto no posea título de doctor. Tal denominación proviene de la circunstancia que anteriormente el doctorado era una exigencia ineludible para el ejercicio de la abogacía. Lo mismo ocurre con el juez o el agente fiscal quienes son denominados "doctor" cuando muchos carecen de dicho grado académico.


El abogado es un profesional cuyo objetivo fundamental es colaborar en la defensa de la Justicia. Cuenta con una sólida formación teórica y suficiencia práctica, supervisada por los Colegios y el Estado


Interviene en la resolución de conflictos judiciales y extrajudiciales, la función pública, la magistratura, la enseñanza y la investigación. Se encargan de defender los intereses de una de las partes en litigio. Al ser el abogado un profesional específicamente preparado y especializado en cuestiones jurídicas, es el único profesional que puede ofrecer un enfoque adecuado del problema legal que tiene el ciudadano o 'justiciable'.


Por todo ello, sí estás buscando un equipo profesional de abogados Oviedo, nosotros somos su despacho de abogados. Con más de 30 años de experiencia en el mundo legal y especializados en el derecho mercantil. Somos la mejor opción para resolver los litigios de su empresa, no lo dude.

FECHA: a las 11:28h (239 Lecturas)

TAGS: abogados oviedo

EN: Serví­cios