Tratamiento queloides

Los queloides son lesiones fibrosas que se forman en un sitio de lesión debido a la producción irregular de colágeno tipo III y tipo I. A diferencia de las cicatrices hipertróficas, los queloides continúan creciendo fuera de los márgenes de la herida original, no se resuelven con el tiempo, pueden causar picazón y dolor. Las áreas de alta tensión como el tórax, el tronco y la espalda, así como las áreas comúnmente conocidas como orejas, son algunos de los sitios más populares para la formación de queloides. Aunque documentados en todas las razas, los queloides son más prevalentes en personas de color (afroamericanos, asiáticos, latinos) con una correlación positiva con la pigmentación de la piel. La mayoría de los queloides aparecen en aquellos con tipos de piel más oscuros, mientras que no hay incidentes reportados en Albinos. Los queloides a menudo maduran en lesiones antiestéticas que afectan la autoestima y la calidad de vida. Dependiendo de la ubicación y el tamaño del queloide, el rango de movimiento puede verse afectado.


 


Con un conocimiento limitado sobre la causa actual de los queloides, la determinación del tratamiento más efectivo para los queloides ha demostrado ser un desafío. Algunos de los queloides tratamiento naturales más populares para reducir las cicatrices queloides son:


 


1. Jugo de limón: extrae el jugo de un limón fresco y aplícalo sobre la zona afectada de la piel. Déjalo por alrededor de media hora y luego lava el área con agua tibia. Repite el proceso al menos una vez al día.


 


2. Bicarbonato de sodio - Mezcle una parte de bicarbonato de sodio con tres partes de peróxido de hidrógeno para hacer una pasta suave. Aplique la pasta directamente sobre el área afectada para reducir la inflamación y acelerar el proceso de curación. Haga esto tres o cuatro veces al día dependiendo de la gravedad de la cicatriz.


 


3. Aspirina: triture tres o cuatro tabletas de aspirina y agregue una pequeña cantidad de agua para obtener una pasta suave y espesa. Aplique la pasta sobre la cicatriz, deje que se seque por completo y luego enjuague frotando el área suavemente debajo del agua. Pat el área seca y luego aplicar un poco de aceite de oliva o aceite de árbol de té. Haga esto diariamente hasta que desaparezca el queloide.


 


Otros tratamientos como la extirpación quirúrgica, la radioterapia posoperatoria, las inyecciones de triamcinolona, ​​el láser de pulso, la crioterapia y las láminas de silicona son algunos de los tratamientos más populares que se utilizan. Muchas combinaciones de estas terapias se han usado con resultados que varían drásticamente. Se pueden tratar en clínica dermatológica en Barcelona.

FECHA: a las 12:20h (241 Lecturas)

TAGS: tratamiento queloides

EN: Estética