Increíbles reformas intregrales de los teatros históricos

El área del centro de la ciudad de Baltimore, como las de muchas otras ciudades estadounidenses, se encuentra en medio de una gran reinvención, convirtiéndose en un centro animado de arte, diseño, gastronomía y actividad cultural. Este renacimiento simplemente dio un gran paso adelante con la apertura-reapertura, de hecho, del teatro Parkway.


 


Construido en 1915, al comienzo de la época dorada del cine, el teatro de 1.100 asientos, diseñado con un elaborado estilo italiano, fue durante décadas un centro próspero del paisaje cultural de Baltimore. Pero a medida que las prácticas de visualización de películas cambiaron, y cuando el área del centro de la ciudad de Baltimore sufrió una recesión, Parkway se calló y finalmente cerró sus puertas en 1978 en una ejecución hipotecaria. Luego, bajo la propiedad de la ciudad de Baltimore, el edificio vacío se deterioró. Como recuerda el Director Fundador del Maryland Film Festival (MdFF), Jed Dietz, "la gente sabía sobre el edificio, pero nadie había estado dentro durante muchos años".


 


Eso cambió cuando MdFF adquirió el teatro y tres edificios adyacentes, contratando a la firma de arquitectura de Baltimore Ziger / Snead para restaurar el teatro histórico y diseñar una adición moderna. Espacialmente reconstituido, la instalación ahora incluye el teatro restaurado con 400 asientos, junto con dos teatros más pequeños de 85 asientos y una cafetería y bar.


 


El proyecto de las cuando se penso en la restruturación, se estudio la posibilidad de tomar varios estudios de reformas integrales en Barcelona, que mostraran los detalles históricos dejando huellas de lo que habían sido muchos años de cambio. "Si hubiéramos hecho una restauración, recuperando todo el edificio como lo había estado en 1915, habría perdido la riqueza de la narrativa de la historia del cine", explica el socio de Ziger / Snead, Steve Ziger. En cambio, el nuevo diseño incluye lo que Ziger llama "evidencia" de los cambios que se han realizado en el edificio durante muchas décadas.


 


La nueva instalación ha permitido que MdFF se transforma desde el anfitrión de un festival de fin de semana en una organización con programación durante todo el año. Para optimizar el uso del nuevo espacio (y para hacer viable la propuesta económica), MdFF elaboró ​​un acuerdo de uso con el Maryland Institute College of Art y la Universidad Johns Hopkins, ambos con programas de cine activos.


 


"He visto un montón de cines, pero nunca había visto algo así", dice Dietz. "Es realmente un hecho aislado".

FECHA: a las 10:06h (194 Lecturas)

TAGS: reformas integrales

EN: Serví­cios