Sistemas de refrigeración VRV

Sistemas de refrigeración VRV

El sistema de aire acondicionado VRV (Volumen de Refrigerante Variable), son sistemas inteligentes que son capaces de regular el volumen del refrigerante según las necesidades de cada ambiente. Se componen de una unidad externa conectada a múltiples unidades internas a través de tuberías aisladas por la cual se transporta el refrigerante.


 


Los sistemas VRV utilizan tecnología inverter en los compresores para adecuar la velocidad y el flujo del refrigerante en el sistema, según la solicitud existente en cada momento de las diferentes zonas a climatizar.


 


La instalación de los sistemas VRV puede ser de dos formas sistemas a 2 tubos o sistemas a 3 tubos.


 


Con el sistema a 2 tubos nunca podremos demandar a una unidad calor y frío en otra. Con el sistema a 3 tubos podemos utilizar unidades para ofrecer calor, mientras que con otras ofrecer frío. Este sistema tiene un coste elevado. La unidad exterior debe estar preparada para la conexión de tres tubos de cobre y la unidades interiores deben tener una caja de regulación y un control del sistema a tres tubos. A este sistema se llama recuperación de calor, porque aprovecha el calor de la condensación, que por lo general se suele echar a la calle, para dar calefacción a una zona y así conseguir ahorrar energía.


 


Los equipos de climatización de VRV están dentro de los equipos de expansión directa. La unidad exterior cuenta con un mecanismo que utiliza el aire exterior para evaporar o condensar el gas refrigerante. El gas refrigerante llega a las diferentes zonas, a través de las tuberías de cobre, donde se encuentran las unidades interiores que se encargan de utilizarlo para poder enfriar o calentar las zonas.


 


Este sistema se diferencia de otros como la bomba de calor, ya que cuentan con la ventaja de poder regular o variar el volumen del refrigerante que se aportan a las baterías de condensación-evaporación.


 


Los principales beneficios que puede aportar un sistema de VRV son:


 




  • Ahorro energético: Se estima que el ahorro se encuentra entre el 11% y el 20%.




  • Tecnología inverter: Al hacer que el compresor se pueda regular, provoca que pueda mantener una velocidad constante y así ser más eficiente.




  • Fácil instalación: Al ser equipos más ligeros que otros equipos y tener un diseño modular, los hace fácil su instalación.




  • Mantenimiento económico: Como son equipos de expansión directa, su mantenimiento no resulta complejo, lo que se traduce en un menor coste de mantenimiento.




  • Control optimizado: Permite gestionar espacios de forma individualizada. Cada espacio tendrá su propia climatización.




  • No requiere de bombas: El propio compresor hace circular el refrigerante por toda la instalación, eso significa que hay un ahorro de energía y económico al no necesitar bombas.




 


Hay otras formas sistemas de aire acondicionado en Alicante, para climatizar las zonas de tu vivienda, oficinas o comercio, elige la que más se ajuste a tus necesidades.

FECHA: a las 12:35h (28 Lecturas)

TAGS: Sistemas de refrigeración VRV, sistemas de aire acondicionado en Alicante

EN: Serví­cios