¿Por qué usar tecnología en el aula?

 


Los maestros de hoy necesitan estrategias efectivas de enseñanza para minimizar los comportamientos de los estudiantes que impiden el aprendizaje y maximizar los que lo mejoran.


Más que nunca, los educadores están aprovechando el poder de la tecnología para hacer precisamente eso. Una visión moderna de la gestión de la clase abarca todo lo que los maestros pueden hacer para facilitar el aprendizaje. Esto puede incluir desde crear un aula acogedora y bien iluminada hasta ofrecer recursos atractivos que estimulen la curiosidad intelectual. Como resultado, los modelos educativos tradicionales de "maestro a alumno" están evolucionando para incorporar técnicas de aprendizaje activo y de igual a igual, y la tecnología está acelerando el proceso.


Algunos ejemplos de en que se puede usar la tecnología para mejorar su plan de estudios y mejorar la administración del aula pueden ser:


1.      Introducir juegos para aprender (gamificación):


El uso de la tecnología en el aula permite experiencias de aprendizaje menos estáticas y más dinámicas para los estudiantes. Para proporcionar experiencias de aprendizaje más interactivas, muchos maestros ahora usan la gamificación como una herramienta de instrucción para motivar e involucrar a sus estudiantes. Los juegos de aprendizaje en línea, como Quizlet, ofrecen la posibilidad de crear tarjetas digitales, cuestionarios de creación propia y herramientas de estudio en línea. Los maestros están teniendo tanto éxito con las aplicaciones y juegos de aprendizaje digital que se están volviendo cada vez más populares.


 


2.      Apoyar el aprendizaje autodirigido:


Con la tecnología, los estudiantes pueden aprender a su propio ritmo, revisar conceptos difíciles u omitirlos si lo necesitan; también pueden tomar la iniciativa para enseñarse a sí mismos. El enfoque del "aprendizaje autodirigido" es una estrategia de instrucción en la que el estudiante se responsabiliza de su proceso de aprendizaje. Con una computadora portátil, tableta u otro dispositivo en la mano, los estudiantes están capacitados para convertirse en participantes activos en su propia educación, en lugar de oyentes pasivos. Pueden usar el aprendizaje en línea para buscar en sitios educativos y bases de datos para ampliar su conocimiento de un tema que despierte su interés u obtener acceso a artículos que complementen una lección. Los estudiantes pueden usar sitios en linea, que ofrecen breves tutoriales sobre los conceptos del plan de estudios, para revisar los temas desafiantes u obtener aclaraciones sobre una lección confusa.


 


3.     Fomentar la colaboración:


Al trabajar en proyectos grupales, en foros o al compartir documentos a través de la tecnología, los estudiantes pueden enseñarse unos a otros a través de tutorías, tareas de etiquetado y cooperación creativa. La tecnología también permite a los estudiantes colaborar en el mismo aula, misma escuela o incluso con otras aulas de todo el mundo. La integración tecnológica les permite unirse y participar en el uso compartido de pantallas y grupos, lo que los involucra aún más en sus objetivos educativos.


4.     Facilitar la instrucción diferenciada:


Los estudiantes en la misma clase pueden tener diversas necesidades, adaptaciones y estilos de aprendizaje. La instrucción diferenciada ayuda a que las lecciones sean relevantes para cada uno de ellos, independientemente del estilo de aprendizaje, el nivel educativo, idioma o capacidad. Hay muchas herramientas disponibles para agilizar y mejorar la instrucción diferenciada en el aula que permiten a los maestros monitorear el progreso individual de los estudiantes, mantenerlos en línea y personalizar los entornos de estudio, trabajo y evaluación para maximizar el tiempo de aprendizaje y minimizar las distracciones.


Esta diferenciación permite a los estudiantes aprender a su propio ritmo y a su manera.


 


En última instancia, la tecnología ofrece innumerables beneficios en lo que respecta a la gestión del aula: la tecnología puede hacer que las lecciones estáticas sean más dinámicas, promover el aprendizaje autodirigido, fomentar la colaboración, respaldar la instrucción diferenciada y estimular la creatividad a través de gráficos, juegos, etc. A medida que la tecnología sigue evolucionando, el software educativo y los recursos en línea de confianza continuarán mejorando los métodos tradicionales de enseñanza para mantener a los estudiantes capacitados y comprometidos.


 

FECHA: a las 20:05h (31 Lecturas)

TAGS: educacion, tecnologia, aprendizaje

EN: Informática