Dentista barato amigo

 


Si hay una verdad universal - entre culturas y zonas horarias - es que los niños odian ir al dentista, ¿verdad? Bueno, ¡estamos aquí para calibrarte! Según un estudio publicado en 2011, una encuesta de 583 niños en edad escolar de 9 a 12 años encontró que sólo el 12 por ciento dijo que tenía miedo de ir al dentista, mientras que el 64 por ciento dijo que les gustaba. Las razones más comúnmente citadas para tener miedo de las visitas al dentista fueron la anestesia local y la extracción de un diente. Curiosamente, el 90 por ciento prefirió que el dentista https://www.clinicariera.com/ usara una bata blanca.


Este estudio no refleja las actitudes de los niños más pequeños, y uno podría asumir que el porcentaje de aquellos con miedo al dentista sería algo más alto, aunque no necesariamente mucho. Pero la realidad es que si te estás entrenando para ser asistente dental o higienista dental, especialmente si te estás especializando en el campo pediátrico, vas a ver a algunos niños asustados. Aquí es donde su compasión puede ayudar. Aprender a manejar la situación de manera efectiva puede hacer la diferencia entre una experiencia placentera y un desastre, pero también puede moldear las actitudes hacia el cuidado dental que durará toda la vida.


 


TÉCNICAS PARA CONTROLAR LA ANSIEDAD


Afortunadamente, muchos otros profesionales dentales han pasado por esto antes que usted, y están más que felices de compartir sus experiencias y lecciones aprendidas. 


 


Los niños tienen miedo de lo desconocido, y es mucho más probable que se relajen si saben qué esperar. Dígales de antemano lo que va a hacer y cómo se sentirá usando lenguaje y técnicas de comunicación apropiadas para su edad. Use ejemplos visuales en lugar de lenguaje verbal, por ejemplo. No les digas que no te dolerá si sabes que puede haber alguna incomodidad.


Usa la distracción. Sacar la mente del niño de la situación puede ser útil. Algunos dentistas incluso tienen algunos juguetes pequeños a mano para darle al niño durante el procedimiento, en parte como distracción y en parte como recompensa por la cooperación. Preguntarles acerca de un evento reciente en su vida, como una fiesta de cumpleaños o un viaje al zoológico, puede mantenerlos ocupados o darles una tarea para realizar, como contar hacia atrás a partir de 100. No pueden hablar durante el procedimiento, pero les ayudará a mantener la mente ocupada.


Practique el refuerzo positivo. Elogie al niño durante el procedimiento por su buen comportamiento y utilice pequeñas recompensas como se mencionó anteriormente.


Pídale a los padres que le ayuden. Obviamente, tener a los padres del niño en la habitación ayudará a disminuir la ansiedad, en general.


 


ACTITUDES POSITIVAS PARA EL FUTURO


Usar estos métodos para calmar los temores de un niño no sólo ayuda a controlar la situación inmediata, sino que también ayuda a cultivar actitudes positivas para el futuro. Es importante que el procedimiento se complete, independientemente de cómo esté actuando el niño. La experiencia real no será tan mala como el niño imagina que será, y lo recordarán la próxima vez que tengan que ir al dentista. Practique sus mejores técnicas. 


Mejor que nadie sus dentistas baratos granollers

FECHA: a las 10:31h (17 Lecturas)

TAGS: dentistas baratos granollers