Las rejas como medida de seguridad del hogar

Las rejas como medida de seguridad del hogar
Las rejas constituyen el sistema de seguridad por excelencia de una casa. Si bien hoy en día se pueden encontrar opciones estéticas que acompañen el estilo de una casa, no debe perderse de vista que el principal objetivo es la seguridad y tranquilidad de quienes habitan en ella.


Sin lugar a dudas, las partes más vulnerables de una vivienda son sus aberturas, esto es, puertas y ventanas. Por ello es importante instalar las medidas de seguridad adecuadas. Esto se acompaña con otras opciones para proveer a la tranquilidad de una familia, como ser puertas blindadas, alarmas, cámaras de vigilancia, ventanas de seguridad, entre otros.


En cuanto a las rejas de seguridad, hasta hace unos años las mismas eran pensadas para la protección de inmuebles secundarios, como ser una casa de fin de semana, un almacén o negocio o una oficina, por ejemplo. Pero los tiempos modernos han provocado la aglomeración de gente en las ciudades, y esto ha traído aparejado mayor inseguridad y delitos contra la propiedad.


Es por ello que hoy en día las rejas se piensan desde un primer momento cuando se proyecta la construcción de la casa familiar.


Los hogares o viviendas que deben pensar en las rejas como un elemento imprescindible son:



  • las viviendas unifamiliares, máxime si habitan niños,

  • los dúplex,

  • accesos de la casa que no controla el propietario del inmueble, como ser áticos con azoteas comunitarias,

  • casas alejadas del centro urbano, o ajardinadas.


Las ventajas de las rejas son múltiples. No solo constituyen un elemento disuasorio para cualquier intruso que tenga intención de cometer un delito contra la propiedad, sino que además establecen un barrera protectora de la intimidad de la familia, establecen los límites de la propiedad, entre otros tantos beneficios.


Entre los principales tipos de rejas podemos encontrar:



  • Fijas

  • Removibles

  • Bandit

  • Rejillas

  • Extensibles

  • Abatibles


Rejas fijas: son las más utilizadas, y pueden ser de hierro galvanizado o forja. Este tipo de rejas son ideales para aquellas zonas que necesitan mayor protección. Pueden ir atornilladas o amuradas, para una mayor efectividad.


Rejas removibles: este tipo de rejas se adaptan a las dimensiones de cualquier espacio de la casa. Se pueden montar y desmontar con facilidad. Están hechos con tubos de acero de gran resistencia.


Rejas bandit: se utilizan para proteger ventanas deslizantes, y pueden ser colocadas tanto en horizontal como en vertical. Generalmente, son fabricadas en aluminio.


Rejillas: las mismas se utilizan para seguridad de negocios, oficinas y comercios. Generalmente son rejas con diseño de diamante.


Rejas de seguridad en caso de incendio: se trata de rejas extensibles o abatibles, con la finalidad de no quedar atrapado en caso de incendio. Debe tenerse en cuenta que este tipo de rejas lleva cerraduras, lo cual implica que debe haber un plan de incendios familiar, donde todos sepan dónde se encuentran las llaves de las rejas de seguridad.


Rejas extensibles: las mismas tienen capacidad de plegarse. Tienen apertura en forma de tijeras. Generalmente se construyen en hierro galvanizado y lacado a fuego.


Rejas abatibles: se trata de una pieza rígida instalada sobre bisagras con tornillos de seguridad. Se pueden abrir y cerrar a gusto del usuario. Usualmente se encuentran construidas con hierro fundido y pintura al horno.



Fuente: https://www.herramat.com/novedades/87/las-rejas-como-medida-de-seguridad-del-hogar/

FECHA: a las 18:52h (24 Lecturas)

TAGS: Rejas

EN: Ciencia y tecnología