¿Cuál es el camino?

Cuando CESHA nació como Coordinadora de trabajadores de handling en 2007 se marcó como objetivo lograr la unidad sindical. Si la crisis afectaba a las mayorías, era necesario apelar a las mayorías de manera que te escucharán y te entendieran. No bastaba tener razón y acertar en el diagnóstico. No bastaba con decirle a los trabajadores que sus males venían por estar afiliados a CCOO y UGT. La codicia empresarial y el actual “status quo” del neoliberalismo hacían el resto. El convencimiento de muchos de utilizar el sindicato como oficina de colocación y del “qué hay de lo mío” era la gangrena de ese pensamiento podrido que no dejaba ni pensar ni hacer. Pero de nada servía seguir anclados en la nostalgia del pasado ni de tiempos mejores. Había que cambiar el camino para llegar a la meta por conseguir unas mejores condiciones laborales. Hacía falta una estrategia de cambio.
El objetivo estratégico pasaba por reinventar el espacio representado por el viejo y rancio sindicalismo, que se había convertido en una pieza más del aparato del poder. Nuestro trabajo siempre ha ido bajo la idea de reinventarse pero no bajo los parámetros anteriores sino con el compromiso de cada vez a más gente de romper las conciencias de las etiquetas clásicas. Hay que transformar las conciencias.
CESHA nacía con la certeza de que los trabajadores de handling debían dejar de ser representados de manera simplista y tomar sus propias decisiones. La idea de OFICIO y PROFESIÓN cala cada vez más entre los afectados. Eventuales, Fijos discontinuos, FACTP´S, FIJOS, FIJIS cada vez más precarios, con jornadas maratonianas, subrogaciones, ERES y despidos sobre la mesa y un CONVENIO SECTORIAL ambiguo, laxo y hecho a medida para las empresas, pone en pie de guerra cada vez a más trabajadores.Una situación diferente necesita hipótesis diferentes. Con las estrategias de la vieja teoría no se puede salir del oscurantismo pasado.
Como caminamos Ante la situación que se estaba viviendo, La Coordinadora plantea la necesidad de reconducir el malestar generalizado en dos fases:Acabar con los posibilitadores (es quien pone fácil algo para que ocurra), es decir, los sindicatos mayoritarios y reconstruir desde abajo los pilares que sustenten nuestros derechos.No es tarea fácil el camino que emprendimos hace años. Los requerimientos de la Unión Europea en materia de liberalizar al máximo las actividades del sector aéreo y los lobby´s, ejercen una fuerte presión sobre todos los actores, sobre todo, a los trabajadores. Un sector intensivo en mano de obra donde el 70% de los costes son los salarios.Aquí radica la cuestión.La reivindicación sistemática de nuestros derechos camina de manera paralela al aumento de los beneficios empresariales. Para que la lucha tenga más recorrido, es necesaria la implicación de todos los actores y en ese sentido, nuestros representantes actuales, han dejado eso hace tiempo. Impera la teoría del miedo, jugosa, porque aporta réditos inmediatos a los negociadores. El cartel “Cuidado con el perro” funciona, pero no siempre.
¿Qué hacer? Ir a por todas.No nos queda otra. Los partidos se juegan para ganarlos y contamos para ellos con todo lo necesario. Nos acusan de no tener estructura, de no pintar nada, y en el fondo lo que tienen es miedo, miedo de que este proyecto se consolide como lo está haciendo, paso a paso, sin extravagancias, primero aquí y luego allí, de manera transversal y con eficacia.Porque contamos con lo principal: el trabajador de handling que es la base de Coordinadora. Su tiempo e implicación de manera voluntaria y desinteresada, con conciencia colectiva, que es la mejor garantía de conseguir nuestras metas.Es indudable que no hay cambio posible sin ayudar a que todos vayamos más allá de lo que actualmente pensamos. Esta idea nos acerca, nos previene sobre el futuro más inmediato, nos ayuda a adelantarnos sobre la evolución del sector y nos posiciona más fuertes en nuestros fundamentos.Autogestionarse, tomar tus propias decisiones, debatir, elegir a tus candidatos de manera directa, eludir subvenciones nos ha ayudado a eso, a ir más allá de lo que el sindicalismo tradicional nos ofrece. Ir de la mano, caminar todos juntos, alumbras, si vas por libre, si estás liberado, estamos perdidos.
¿Cómo hacerlo? Creemos que no se trata de reinventar el sindicalismo sino de hacer nuevo sindicalismo, con nuevas propuestas, nuevas estrategias y nuevas herramientas. El sector en el que trabajamos está fuertemente legislado y regulado y en el marco de la negociación, tenemos que entablar nuevas reglas del juego. Tenemos que ser capaces de encontrar caminos que hagan sostenibles los beneficios empresariales y los derechos de los trabajadores. La formación continuada, la excelencia profesional, la conciliación de la vida familiar y laboral, eliminar el enchufismo, la dedocracia y todos esos mecanismos que han proliferado durante tantos años y que han dado con unos cuadros mediocres e ineficientes, son las claves avanzar hacia adelante.Ese es el compromiso que ponemos sobre la mesa. Un objetivo ambicioso que beneficia a todos y que alumbra presente y futuro.
Ahora y hoy. Aceptamos las reglas del juego pero no por eso renunciamos a crecer. Este año será clave. Se negocia el IV Convenio Sectorial de handling y CESHA no estará en esa mesa. No nos quieren. Sólo la presión de todos los trabajadores hará posible que podamos cumplir con nuestras premisas, que no son otras que las de seguir mejorando nuestras condiciones. Nadie tiene derecho en democracia a permitir que las minorías gobiernen en contra de las mayorías. Pero esa minoría que dicen que representamos, representa una mayoría en la manera en la que los trabajadores ven reflejadas sus aspiraciones de cambio y mejoras, en la manera en la que les gustaría que fueran defendidos y negociados su convenios. Por eso reclamamos el derecho a estar en esas mesas de negociación que afectará a todos los trabajadores del sector.¿O es que no se han enterado de que está pasando y que quieren los trabajadores?
Están exigiendo un nuevo marco de comportamiento, una nueva manera de relacionarse. Debería ser una exigencia.

FECHA: a las 10:15h (224 Lecturas)

TAGS: cesha, handling, aeropuertos

EN: Transportes