Método POSE, la solución final contra la obesidad

El Método POSE permite realizar una reducción de estómago sin cirugía. Es una novedad técnica que representa la opción quirúrgica menos invasiva y más segura para tratar el sobrepeso y la obesidad. La intervención se realiza enteramente por vía endoscópica, sin incisiones, y consiste en realizar una serie de pliegues en la zona del fundus y del antro para reducir el tamaño y la capacidad del estómago, a la vez que hace más lento su vaciado.


La intervención se realiza enteramente por vía endoscópica, sin incisiones, y consiste en realizar una serie de pliegues en la zona del fundus y del antro para reducir el tamaño y la capacidad del estómago, a la vez que hace más lento su vaciado.


La constante investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías médicas en busca de tratamientos más seguros y eficaces, han hecho posible lo que hasta ahora era impensable, realizar una cirugía de reducción de estómago por vía oral como el Método POSE.


Al no ser un sistema quirúrgico, el Método POSE se realiza mediante endoscopia a través de la boca, por lo que no hay incisiones ni cicatrices. El paciente hace noche en el hospital por mayor seguridad pero en 48 horas ya podemos reincorporarnos a la actividad normal. Al tratarse de una intervención mínimamente invasiva, está considerada de bajo riesgo y el proceso de recuperación es rápido y poco molesto.


En la actualidad, el Método POSE es la opción quirúrgica menos invasiva y más segura para tratar el sobrepeso y la obesidad. La reducción de estómago sin incisiones está especialmente indicada para pacientes con sobrepeso u obesidad con un Índice de Masa Corporal (IMC) comprendido entre 27 y 40, que han fracasado reiteradamente con las dietas. También está indicado en aquellos pacientes que han recuperado peso después de haber realizado un tratamiento mediante el Balón Intragástrico o que no deseen someterse a una cirugía mayor.



Con el Método POSE se puede llegar a perder entre un 45%-55% del exceso de peso. Los pacientes empiezan a perder peso paulatinamente durante las cuatro primeras semanas posteriores a la intervención. El resultado final del tratamiento dependerá en gran medida del nivel de adhesión al programa de reeducación de hábitos alimentarios y de estilo de vida. Porque como siempre repite nuestro equipo médico, estas técnicas son una ayuda, la principal arma, siempre es la voluntad del paciente.

FECHA: a las 12:50h (348 Lecturas)

TAGS: metodo POSE, obesidad, cirugia

EN: Estética