Joyas artesanales entre bastidores

Joyas artesanales entre bastidores

Me gustaría compartir con ustedes algunos aspectos del arte de la orfebrería y específicamente de la joyería artesanal que la mayoría de los consumidores no conocen en absoluto. Les mostraré el panorama general del sector de la orfebrería italiana y sus problemas para conocer cómo se producen y comercializan las joyas.


Joyas artesanales de plata Amarillo ámbar


El arte de la orfebrería


Italia ha expresado a lo largo del tiempo una reconocida excelencia creativa y cualitativa en el arte de la orfebrería. El sector de la producción de orfebrería se concentra principalmente en Vicenza, Arezzo, Valenza, Nápoles para la joyería de oro, Padua, Florencia, Palermo y las Marcas para la platería.


En los años 90, Italia era el mayor productor de joyas de oro de Europa, representando alrededor del 10% de la demanda mundial. En 2000, las importaciones de Italia representaban un tercio del mercado estadounidense, y ahora han sido sustituidas en gran medida por productos procedentes de China, Hong Kong y la India con joyas tan bellas como las de la página misabalorios.es.


Los años 90 nunca volverán, pero recientemente ha habido una mejora general y según el último informe del Club degli Orafi Italia de Intesa Sanpaolo "el sector de la orfebrería italiana ha registrado un buen crecimiento de las exportaciones de valor (+12%)". En 2016 el volumen de negocios era de 7.800 millones, pero ya en los primeros cinco meses de 2017 hubo un crecimiento.


Actualmente, los principales mercados para la joyería italiana son: Suiza, Emiratos Árabes Unidos, Hong Kong, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Turquía.


El panorama general es positivo para las grandes empresas, mientras que muchas pequeñas empresas artesanales se encuentran en dificultades. Según el análisis de Giacomo Bozzi, presidente de Cartier Italia, el sector orfebre italiano tiene problemas estructurales críticos. El enanismo de los orfebres italianos (menos de 5 empleados por empresa) los hace improductivos, ineficientes, incapaces y lentos en comparación con los competidores asiáticos. Otras debilidades son la falta de atención a la comercialización y la dificultad para establecer canales de distribución.


En cuanto a los clientes, muchos dicen que prefieren las artesanías Made in Italy, pero las cifras de ventas dicen lo contrario. Los que más venden son las grandes industrias. El sector italiano de la platería y la orfebrería está compuesto en un 90% por pequeñas empresas artesanales que a menudo trabajan para terceros, y el resto está representado por grandes industrias que a menudo ni siquiera producen en Italia.


Esto nos dice que la artesanía como única cualidad del objeto ya no es suficiente para poder obtener la garantía de una clientela fiel. Desafortunadamente, lo que más cuenta para el cliente medio italiano es la marca.


 


 

FECHA: a las 23:05h (22 Lecturas)

TAGS: Bisuteria

EN: Pasatiempo