La Fotografía aérea cumple 160 años


La fotografia aerea nace en 1858


 


Hoy en día la fotografia aerea captada con drones y la herramienta Google Earth pueden llevarnos a pensar que esta técnica es relativamente moderna. Sin embargo, lejos quedan aquellas primeras fotografías aéreas de mediados del siglo XIX captadas desde globos aerostáticos que maravillaron a medio mundo.


 


La primera fotografia aerea de la que se tiene constancia es la que realizó Nadar en 1858. Fotógrafo e innovador incesante, se subió a su globo aerostático a 80m de altura y capto la imagen. Fue el primero en patentar las fotografías aéreas para cartografía y topografía. Sin embargo la primera fotografía aérea existente, que podemos visitar en el Meteropolitan Museum of Art de New York fue la realizada en 1860 en Boston por James Wallace Black, subido a 650m en un globo aerostático.


 


Fotografia aerea, palomas y cometas


 


En los años siguientes el mundo de la fotografía y la técnica aérea sufrieron cambios, desilusiones e innovaciones. Desafortunadamente muy pocas de estas fotografías sobrevivieron. En 1903 el peligro y amenaza que suponía volar en globos aerostáticos quedo patente y varios fotógrafos apostaron por técnicas tan curiosas como las "palomas mensajeras" o las cometas.


 


Surgieron cámaras muy ligeras que adaptaron a las palomas para captar la fotografia aerea. La cámara tomaba 1 fotografía cada 30 segundos y la paloma volaba en línea recta. Las palomas eran mucho más seguras que los globos aerostáticos pero su vuelo era totalmente impredecible.


 


Las cometas también se hicieron muy populares entre los fotógrafos de la época. En 1906 Jorge R. Lawrence captó la famosa fotografia aerea de San Francisco tras el devastador terremoto. Fue la primera vez que se comercializó con una imagen. A un coste de 125 dólares, el fotógrafo llego a ganar 15000 dólares con una sola imagen.


 


La Fotografia Aerea despega en las grandes guerras


 


Los ejércitos pronto pasaron a utilizar los aviones como herramienta más segura y exacta para capturar imágenes aéreas de puntos estratégicos. Fueron los hermanos  Wright los primeros en realizar fotografías aéreas desde un avión de la época en 1909.


 


A partir de ese momento, al igual que con la mayoría de las innovaciones tecnológicas, los principales avances se hicieron con el inicio de la guerras.  Las aeronaves fueron adaptadas y diseñadas para maximizar la cobertura y optimizar la calidad, por ser rápidas y estables. A principios de 1918 Francia ya imprimía hasta 10.000 fotografías de una noche durante los períodos de máxima actividad. Reino Unido, EE.UU. y Alemania tenían unidades de reconocimiento aéreo muy sofisticados.


Después de la guerra muchas empresas pasaron a utilizar las habilidades y técnicas  para fines más pacíficos, como la cartografía. En 1930 Alemania, gracias a la fotografia aerea, realizó un mapa del país a escala 1:25.000, y de las ciudades a escala 1:10.000. 


 


 


La fotografia aerea comercializada


 


Más adelante, durante los años 60, 70 y 80, los sondeos aéreos pasaron a ser realizados por organizaciones comerciales y no por los ejércitos. Tras la Guerra Fría (1945-1989) comenzó el desarrollo de los satélites (comunicación, observación ...). Fue a mediados y finales de los 90 que el valor de reventa de la fotografia aerea fue realmente reconocida. La fotografía aérea había entrado en la era digital. Era fácil de escanear y reproducir, existía el color, y aumentó la gama de productos y aplicaciones de la fotografía: Modelos Digitales de Elevación , ortofoto y modelado de edificios en 3D, etc.


En las últimas décadas del siglo XX se inició el desarrollo de la informática y más tarde de Internet, que permitió el acceso de la información geográfica al público (fotografía aérea, imágenes de satélite, mapas, sistemas de información geográfica...).


 


La fotografia aerea del siglo XXI


 


La fotografIa aerea se ha convertido en una fuente incalculable de información tanto para el estudio de la geografía, los territorios y la biogeografía, como para su uso comercial, industrial-arquitectonico y arqueológico.


Desde el comienzo del siglo XXI, la fotografía aérea desde aviones y drones vive un crecimiento notorio. Los drones ya forman parte de nuestro espacio aéreo y son herramientas habituales que se abren paso a pasos gigantes. Sin embargo, son pocos los países que han establecido normas específicas para regular el vuelo de estas naves: el comportamiento de las autoridades frente al vuelo de drones varía en cada nación.


 


Europa ya estudia las leyes de drones que regularan el espacio aéreo de las próximas décadas. Mientras tanto las grandes multinacionales crean departamentos específicos de drones y se frotan las manos para ser los primeros en ofrecer el servicio al gran público.


En la actualidad los operadores de drones profesionales realizan fotografías aéreas para diferentes sectores e industrias. Muchas industrias han visto cómo los drones y las imágenes aéreas han supuesto un gran avance tecnológico para sus actividades. El ahorro en costes y la sofisticación del trabajo han supuesto una revolución en muchos sectores: salvamento y emergencias, arquitectura y obras, agricultura, biología, cartografía, inmobiliarias , etc.


Nadie duda a estas alturas que los drones son y serán una pieza fundamental en el mundo !!


 


FECHA: a las 10:55h (17 Lecturas)

TAGS: fotografia aerea, fotografia, drones

EN: Ciencia y tecnología