El Holocausto: vender odio

El Holocausto: vender odio


Odio. ¿De qué otra manera podría ocurrir algo como el Holocausto? ¿O por qué?


Mirar hacia atrás a través de la historia de la tierra y ves una historia de miedo.


En nuestras culturas hay una vieja costumbre, desde nuestra temprana formación de grupos, tribus, clanes, nos hemos llamado "el pueblo" y hemos extendido ese título solo a aquellos que reconocemos como miembros de nuestro propio grupo. Por lo tanto, cualesquiera otras personas son llamados "Ellos…", y las palabras que se usan para el "Ellos…" en muchas culturas expresan claramente que sentimos que son inferiores, malos y que no se puede confiar en ellos. Cuando trabajamos abiertamente y activamente solo en beneficio de los nuestros, rompemos la fe con el resto de la raza humana.


Así el odio se arrastra y echa raíces. Está cuidadosamente instilado. La desconfianza es utilizada por quienes se beneficiarán de la discordia o se ven amenazados por la unidad. Un uso desagradable de la gente, manteniéndolos mirando hacia adentro y pequeños; manteniéndolos asustados, considerando la masacre al por mayor, incitada intencionalmente, como una solución al "problema judío".


Estamos hablando de asesinatos en masa; “Genocidio”, la intención declarada de exterminar a todo un grupo étnico. ¿Cómo se vendió esto como una "solución"? Bueno, para empezar, los judíos tenían que ser vendidos como un "problema".


Ahí es donde la Psiquiatría entra en escena. Antes de que Hitler llegara al poder, los psiquiatras; “médicos respetados y profesores influyentes”, ya estaban recolectando, transportando, diseccionando y matando sistemáticamente a judíos, gitanos y otros con "desafíos raciales y cognitivos". Más de 200,000 personas fueron secuestradas, usadas y asesinadas, en seis instituciones psiquiátricas con salas especiales y cámaras de gas.


La génesis del Holocausto está aquí. Ampliar la aceptación del odio lo hizo posible; el marketing psiquiátrico dirigido lo hizo posible. La colocación de Hitler creó un demagogo y un punto focal para transmitir odio y desconfianza. Y se produjo el Holocausto y se traicionó a la humanidad.


La verdadera solución al miedo y al odio está bien establecida por L. Ronald Hubbard: "Los problemas no se resuelven por dos razones: la primera es falta de datos. La segunda es un problema anterior sin resolver sobre el mismo problema”.


Descubre los hechos www.cchr.org

FECHA: a las 18:01h (16 Lecturas)

TAGS: Psiquiatría, marketing, vender, odio, holocausto

EN: Sociedad