Preocupación por el medio millón de accidentes laborales del año pasado

Preocupación por el medio millón de accidentes laborales del año pasado

Este año se registra como el cuarto consecutivo en el que sube el número de accidentes laborales desde las cifras de 404.000 en 2013. Los expertos coinciden en que este aumento de los accidentes laborales responde fundamentalmente a dos causas principales: las empresas hacen más contratos precarios para el trabajador descuidando como primera causa para ahorrar costes el vestuario laboral y las inspecciones de trabajo siguen teniendo pocos medios humanos y materiales para hacer su trabajo.


Muchas empresas han dejado de lado la seguridad para cumplir fechas, desgraciadamente las perspectivas no son buenas en lo que va de año han muerto 52 personas por accidentes laborales, 42 durante la jornada y 10 vía itinere, desplazándose hacia el lugar de trabajo.


El sector servicios es el que más sufre estas pérdidas personales, muy seguido de industria, construcción y agricultura. Se registran, sobre todo, en sobreesfuerzos físicos sobre el sistema músculo esquelético el número de accidentes con baja. En segundo lugar, choques o golpes contra objeto inmóvil. La industria manufacturera y el comercio al por mayor y reparación de vehículos a motor son las dos secciones de actividad que registran la mayor cantidad de accidentes laborales con baja.


“El aumento de los daños a la salud de la clase trabajadora debido al deterioro de las condiciones de trabajo, a la precariedad laboral y al desgaste de las políticas públicas en prevención de riesgos son un problema de salud pública de primera instancia” señala Pedro J. Linares secretario de salud laboral de CC.OO.


Para UGT que recomienda la seguridad de los trabajadores, ante todo, apuesta por el derecho a una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo. Reclama un mayor cumplimiento por parte de las entidades corporativas en normativa de prevención de riesgos laborales por parte de la Inspección de Trabajo.


Este sindicato protector de los derechos de los trabajadores señala “los accidentes de trabajo no paran de crecer, tanto con baja como sin baja, pero continúan notificándose más accidentes sin baja, lo que sin duda está relacionado con la presión que sufren los trabajadores y trabajadoras a diario en su puesto de trabajo, con condiciones cada vez más precarias y con el miedo a denunciarlo por no perder su puesto de trabajo”.


Otra cuestión a realzar es la poca información que los trabajadores tienen al respecto de sus riesgos laborales, ni cursos de formacion de riesgos laborales ni manuales informativos ni equipos de proteccion individual. Una escueta charla de sus jefes por turnos en los que no hay ronda de preguntas y que debes interpretar a tu libre elección. La crisis acrecienta los contratos laborales precarios además de cansar en sobre exceso al trabajador que por culpa del empobrecimiento económico tendrá que buscar un trabajo alternativo.


Ante la falta de implementación de medidas preventivas en los centros de trabajo poco se puede hacer salvo tener el material y el equipo adecuado para soportar nuestras largas horas laborales. Mejorar políticas de empleo y sueldo es una de las asignaturas pendientes de todo organismo político, que mientras esconde estos datos tras la trasparencia se escuda en que no hay recursos suficientes para llevar a cabo tal magnitud de programa, como si fuera la obra de El Escorial.


Pese a la oleada de recursos ministeriales y la falta de capacidad de sanción se estima que no podremos hacer nada por los próximos fallecidos en jornada laboral, pero estar informados debe ser un recurso a utilizar en cualquier ámbito por un trabajador en cualquier sector. El derecho de acceso a la información ha de ser pública, un dato que las empresas están poniendo encima de la mesa, con cautela.

FECHA: a las 11:28h (31 Lecturas)

TAGS: accidentes laborales

EN: Medios