La importancia de ir al dentista

Ir al dentista es una parte crucial de un estilo de vida saludable. Los dentistas mantienen sus dientes limpios, su boca sana y su sonrisa brillante. Como regla general, debe planear visitar al dentista cada seis meses.


 


La necesidad de limpieza


Una de las partes más importantes de visitar al dentista cada seis meses es realizar una limpieza completa. El cepillado y el uso del hilo dental ayudan a la higiene dental y mantienen la placa fuera de los dientes y deben realizarse dos veces al día. A pesar de los esfuerzos de limpieza con cepillado y limpieza con hilo dental, aún necesitará una limpieza cada seis meses para eliminar la acumulación de placa, sarro y otros materiales dañinos en la boca.


 


Uso de hilo dental y flúor


En su cita, su dentista también usará hilo dental. También aplicarán una capa de flúor en los dientes. Este fluoruro se aplica estrechamente con un pequeño cepillo y una corriente de agua para limpiar cualquier exceso. Este tratamiento ayuda a proteger sus dientes de las caries y reconstruir su esmalte. Reconstruir el esmalte comienza a revertir parte del daño causado por comer azúcar y otros alimentos que son malos para los dientes.


 


Buscando problemas dentales


Otra razón importante para visitar al dentista cada año es observar de cerca cualquier problema dental que pueda surgir. El dentista observará de cerca sus dientes y pistolas. Realizarán pruebas para detectar caries y problemas en las encías. Analizarán la fuerza de su esmalte y buscarán caries, así como también buscarán la decoloración de los dientes. Por último, buscarán cualquier problema con la mandíbula y tomarán rayos X para examinar más a fondo su boca. El dentista también buscará problemas bucales más graves, como gingivitis o cáncer oral.


 


Cavidades, decaimiento de dientes y limpieza de dientes


Algunos problemas dentales son obvios y causarán dolor e incomodidad. Otros son más sutiles y más difíciles de detectar. No todos los problemas pueden verse a simple vista, especialmente al comienzo de su desarrollo. Es por eso que es importante mantener sus controles dentales independientemente de si cree que sus dientes están sanos o no. Su dentista o higienista tendrá las herramientas necesarias para observar dentro de sus dientes las señales tempranas de caries o enfermedades.


 


Ver al dentista cada seis meses ayudará a que sus dientes se vean y se sientan limpios, y también ayudará a prevenir problemas dentales más serios. Al tener un control profesional para cualquier problema dentro de su boca, puede detectar problemas temprano y tratarlos antes de que sean demasiado serios. Su chequeo semestral puede servir como odontología preventiva y puede ahorrarle mucho tiempo e incomodidad con problemas dentales en el futuro.


Por eso, antes de las vacaciones de verano, está a tiempo de acudir a su dentista en granollers en su clinica dental granollers.

FECHA: a las 09:49h (43 Lecturas)

TAGS: dentista en granollers, clinica dental granollers